El colegio de las monjas y el...

Foro de Arenas de San Pedro (Ávila), participa en el foro y comparte tu opinión.

Regístrate! Login
Enviado Junio 04, 2017 a las 10:48

El Colegio de las Monjas y el IBI

El amigo
Fecha alta:
25/05/2016
Repuestas:117

 Ahora que viene el IBI, y se habla  en los bares de fincas que pagan y de otras que no  y de la buena disposición de los ediles me viene a la memoria un pleno de hace muchos años (antes de que esta nueva hornada de jóvenes “izquierdiosos” hubieran  llegado a la Política Local) siendo  secretario  del Ayuntamiento de Arenas, el señor Picó. Juan Antonio Rivas, conocido en el Pueblo como “el Comunista” (apodo que irrumpió con fuerza borrándole  el mote familiar, Sacristán) hermano de mi viejo amigo Juan Carlos, reputado crítico cinematográfico intentó en un pleno que el Ayuntamiento de Arenas incluyese como sujeto pasivo  del Impuesto de Bienes Inmuebles la finca en la que está ubicado el Colegio de las Monjas: aquél pleno hizo historia no por lo que se decidió  sino por qué no desmereció  a “las empañadas de Móstoles”. El señor Picó, un valenciano con flema mediterránea  se desesperaba “in crescendo”   en su gesticulación intentando convencer  “al  Comunista” de que el Colegio concertado Ana Mogas por ser de titularidad de una orden religiosa estaba excluido del gravamen del IBI, pero Rivas  ya fuese porque no lo comprendía o no lo quería entender  seguía “erre que erre” en sus treces pidiendo (creo que no falto a la literalidad de  su expresión “qué pague too quisqui”) a la vez que la cara del señor Picó cambiaba de color  y desde la primera fila del público se escuchaba sus acelerados latidos. Obviamente el señor Picó tenía razón la Ley que regula el Impuesto de Bienes Inmuebles  exceptúa expresamente los bienes de las órdenes religiosas adscriptos a fines educativo o asistenciales. Lo que el señor Picó  no  veía es que “el Comunista” (antes Sacristán) no hablaba de lo “legal” sino de lo JUSTO  y lo justo es que en todos contribuyan de acuerdo con sus posibilidades al sostenimiento de los servicios públicos  y de los gastos del Estado: la enseñanza  privada concertada ( aparte de lo del “ideario del Centro”) justifica su existencia  en la libertad de empresa reconocida en el artículo 38 de la Constitución por lo que implícitamente reconoce que  son empresas, es decir negocios, lo que hace evidente el anacronismo  de la excepción que estamos comentado.


Hablando con los conocidos y las amistades y cómo no con Sánchez  (que aunque ustedes no se lo crea aún vive) sobre la estimación por parte todos los concejales ( aún me resuena el entusiasmo , obviamente hablo de mi percepción personal, otros pudieron percibir otra cosa, de  toda forma está grabado, con el que la concejal de Izquierda Unida votó )  de la alegación de un particular  que (con todo su derecho pedía) que  se retirase de las Normas Urbanísticas ( ya conocidas como las del “Escorial”) la clasificación como suelo urbano de su predio y volviese a su anterior  clasificación de suelo rústico,  lo que les molestaba  era  la pérdida de la recaudación  que esta decisión podía suponer  para las arcas municipales, a mí lo que me molesta es que en mi opinión:  esta decisión atenta contra el principio de la Equidad  ( y no hablo de su reconocimiento por la CE como valor superior del ordenamiento jurídico) sino como fundamento de cualquier derecho natural.


Soy  consciente de que   la Ley  vigente  ampara la excepción de estos bienes  de las órdenes religiosas del gravamen del IBI y de acuerdo con Sánchez Ferlosio: “MIENTRÁS NO CAMBIEN LOS DIOSES, NADA HA CAMBIADO”. No me molesta que en Arenas ni el Colegio de las Monjas, ni la Residencia de Ancianos, ni la finca de las Carmelitas en la rotonda de Lourdes no paguen IBI,  A PESAR DE QUE SI LO PAGASE CON ELLO Y POCO MÁS SE PODIA MANTENER LA ESCUELA INFANTIL LA LUCIENÁRGA, lo que me irrita  es que se excepcione  del pago del IBI bienes de las órdenes religiosas que están en el tráfico mercantil porque pervierte el espíritu de la Constitución del 78 que  sitúa a la religión  y su práctica ( la de todas las religiones, INCLUIDA EL ISLAM)    como un bien jurídico prioritario, sobre el  que  la CE en su articulado eleva a los poderes públicos  el MANDATO de alentar y proteger. Nuestra Constitución  sitúa la Religión y su práctica en el ámbito privado de los ciudadanos y las personas jurídicas  a que den lugar  lo anterior  ( salvo lo estrictamente  relacionado con el culto) están al mismo nivel que  todas las demás prácticas sociales y las personas jurídicas que  nacen  de la vida social: NO CABE EXCEPCIONES COMO LAS COMENTADAS.



Escribe ahora!
160 carácteres
Los mensajes no serán publicados hasta que sean revisados por el moderador, haga click en Enviar cuando hayas terminado de completar el formulario.
Aviso en cumplimiento de la ley: Esta página web utiliza cookies. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de las mismas Aceptar